La hipertensión arterial: Significado y medición.

por | 05/02/2017

Ahora que ya conocemos lo que significa presión arterial, sabemos que al medir la tensión arterial obtenemos dos cifras: la máxima y la mínima. Que nuestro complejo aparato circulatorio es como una red de tuberías que transportan la sangre oxigenada a todo nuestro cuerpo gracias a nuestro corazón. Ya tenemos base suficiente para entender, un poco mejor, que es la hipertensión.

¿Qué es la hipertensión arterial?

Es el resultado persistente de la elevación arterial. Es decir, cuando nos tomamos la presión arterial reiteradas veces en diferentes momentos o días y el resultado siempre es superior a los límites normales, que como ya dijimos son: 140/90 mmHG.

Esta elevación puede provocar lesiones en ciertos vasos sanguíneos de nuestro cuerpo especialmente, los del corazón, el cerebro, los riñones y los ojos.

Esta enfermedad por lo general no se presenta sola, si no que viene asociada con otros factores de riesgo cardiovascular, como son: diabetes, obesidad, edad y tabaquismo. Todo esto pude aumentar el riesgo de sufrir daño cardiovascular, tales como angina de pecho o infarto de miocardio.

Por lo tanto podemos deducir fácilmente  que si mejoramos nuestro estilo de vida y quitamos factores de riesgo, nuestra enfermedad se hará más llevadera y disminuiremos en gran medida el tener problemas cardiovasculares. Así que los que me estáis leyendo, podéis empezar a mentalizaros en la necesidad de dejar de fumar, perder peso y realizar un poco de ejercicio.

Para poder conocer si tenemos cifras de presión arterial elevadas, lo primero que debemos saber es a medir nuestra presión arterial.

medir la presion arterial

¿Cómo se mide la presión arterial?

Lo primero será elegir una hora para tomar la presión arterial, lo recomendado es que se tome cuando nos hayamos levantado por la mañana, antes del desayuno. Así que lo haremos siempre en el mismo momento del día y siempre en el mismo brazo, el que elijamos.

No  tomaremos la presión arterial cuando estemos bajo estrés, hayamos consumido cafeína o fumado en los últimos 30 minutos. Tampoco si hemos hecho ejercicio recientemente. Es por eso, que si elegimos tomarnos la tensión al despertar, evitaremos la mayoría de estas restricciones.

Si además queremos descartar la enfermedad, el médico os recomendara tomaros la presión cada 12 horas, una por la mañana y otra por la noche, durante una semana aproximadamente. Es importante anotar la cifra exacta y la hora a la que nos la hemos tomado.

Hay una serie de detalles que debemos tener en cuenta a la hora de tomar la presión arterial, de manera correcta. Pero para eso estamos aquí, para aprender cómo se hace y hacerlo bien:

La postura para medir la tension:

El brazo debe estar apoyado, a nivel del corazón, con la palma de la mano mirando hacia arriba, la espalda apoyada, las piernas descruzadas y los pies en el suelo. Su brazo debe estar desnudo, con la manga de la camisa cómodamente enrollada, sin que oprima a este.

medir la tension arterial

Esfigmomanómetro o tensiómetro:

Es el aparato que utilizaremos para tomar la presión arterial. Que estando en el siglo que estamos y como no sois profesionales sanitarios, supondré que será electrónico. Será algo parecido a esto: Consta de dos partes, el manguito que es la parte que enrollaremos al brazo y la parte electrónica encargada de inflar el manguito, analizar nuestra presión arterial y reflejarla en la pantalla.

El manguito:

El manguito es la parte que enrollamos a nuestro brazo a la hora de la toma. El borde inferior del mismo debe quedar a unos tres centímetros por encima del codo. Además debemos tener en cuenta que el manguito presenta una señal, que puede ser una línea, un círculo o uno de sus bordes de otro color. Esta señal debe de quedar siempre en la parte superior del brazo centrado al mismo.

La tensión arterial:

Con la postura correcta y bien colocado el manguito, en la parte electrónica de nuestro tensiómetro pulsaremos el botón “start” o “comenzar”. Sentiremos como se infla el manguito y al desinflarse, aparecerá en la pantalla de nuestro tensiómetro dos cifras: una en la parte superior, que es la sistólica y otra en la parte inferior, que es la diastólica. Anotamos la cifra junto con el día y la hora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *